Algunas cosas a considerar si quieres entrar en el mundo de las escorts Sevilla

El trabajo de una escort Sevilla es una forma legítima de ganarse la vida y es mentira que estas personas sean personas vagas porque la gente piensa que ser una escort o una prostituta en sevilla es tener un trabajo en donde no se realizan esfuerzos o que estén obsesionadas con el sexo lascivo. Sin embargo, es bueno tener un poco de orientación en este sentido para poder encajar bien en este mundo competitivo y en el que hay muchas responsabilidades que cumplir.

Empecemos hablando del mito de dinero

¿Por qué quieres ser una escort? Si tu respuesta es algo así como “quiero ganar dinero rápido”, lo mejor es pensar en otras opciones.

No hay nada peor y poco saludable pensar que trabajar de escort te ayudará con tus planes de hacerte millonaria de la noche a la mañana. Es posible hacer un montón de dinero un día, pero eso no quiere decir que todas las semanas vas a tener las mismas ganancias.

Dejando a un lado el asunto del dinero, hay un lado del trabajo que no te va a gustar mucho y tiene que ver con tomar decisiones importantes, tales como no usar protección física, la no selección de clientes, clientes que te han dado una mala vibra o ver más clientes de los que física y mentalmente puedas tener.

Si quieres ser una escort en Sevilla, es importante disfrutar del trabajo físico e intelectualmente, ya que te tiene que gustar conocer gente nueva, ser un poco exhibicionista o hablar de muchos temas en cualquier ámbito social.

Eres tu propio jefe en muchos aspectos

Las escorts deben conocer sus límites y estar dispuestas a evaluarse periódicamente. Esto quiere decir: debes conocer la diferencia entre lo que vas a hacer y lo que prefieres hacer, lo que no vas a hacer y lo que prefieres no hacer.

Por ejemplo, si vas a dar masajes con final feliz debes decidir si quieres o no ser tocada. Al considerar tus preferencias, es posible que te des cuenta que trabajar como escort no es lo tuyo o probablemente sí.

Recuerda que en este mundo puede haber gestores sin escrúpulos y en este caso es mejor mantenerse al margen. Hay otros que te tendrán mucho respeto, van a ser considerados con tu horario y presentarte a clientes fenomenales.

Contrario a lo que se piensa, las escorts son menos propensas a contraer el VIH en una proporción ligeramente menor tasa a las mujeres que no trabajan como escorts porque entienden la importancia del sexo seguro y saben cómo protegerse en la práctica. Por supuesto, tú tomas las decisiones sobre tu cuerpo y los hombres te llegarán con mil excusas.

En tal caso, recuerda que las excepciones significan muchos riesgos.

La publicidad y la identidad

Vas a usar otro nombre, pero eso no quiere decir que tienes que ser otra persona. Si disfrutas de meterte en un personaje y ser otra persona cuando trabajas está bien, pero eso no tiene que ser así, ya que eres la misma persona que está con los amigos o la familia.

Ser escort es un trabajo de mucho esfuerzo y con muchas recompensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *