Conoce la fórmula mágica del marketing

AIDA es conocida como una de las fórmulas mágicas dentro del marketing, si bien para muchas personas es una idea obsoleta debido a que lleva mucho tiempo de haber sido utilizada, otro sector considera que es una de las bases más interesantes cuando se trata de planear algo.

Se le conoce como una fórmula que permite que las personas puedan generar ingresos  interesantes, sin embargo es importante saber qué es y además cómo puede utilizarse de manera apropiada.

Conoce la fórmula mágica del Marketing: AIDA

Lo primero y más importante es saber de qué se trata AIDA. Básicamente se trata de un acrónimo que quiere decir lo siguiente:

  • Atención, interés, deseo y acción. Estas cuatro palabras tienen relación con el hecho de que como empresa debemos pensar en aquellas cosas que logran captar la atención de estos, al mismo tiempo que les ofrecemos algo de interés, logramos potenciar su deseo por nuestro producto o servicio y como conclusión esperados entonces la acción, es decir que esta persona compre.

La idea entonces es poder contar con este tipo de fórmula mágica en cada uno de los procesos que llevamos, es decir si hacemos una carta de venta, o un vídeo o cualquier otro, debemos apostar porque cada una de estas estrategias cuente con esta fórmula, con el fin de que tenga un porcentaje de éxito mucho mayor.

Sin embargo aunque parezca sencillo, no lo es, es bastante complejo poder emplear esta la fórmula mágica del Marketing sin que parezca fingida, de todas formas es por medio de la práctica que se logra que sea realmente natural y con ello obtener mejores resultados cuando se trata de vender.

¿Para qué sirve realmente AIDA?

Una vez que tenemos en cuenta lo que es, es comento entonces de entrar en materia y de conocer qué puede este acrónimo hacer por nosotros:

  • Podemos capturar la atención de los clientes: si bien esto es realmente importante, también debemos saber cómo hacerlo. No basta solamente con hacer algo que nos parezca interesante, debemos investigar si de hecho esto es llamativo, debemos comprobar si despierta el interés y el deseo de tenerlo.
  • Podemos atraerlos por medio de la promesa: debemos cumplirles a los clientes, ya se han sentido atraídos, ahora es momento de que su interés se agudice, esto puede lograrse por medio del uso de promesas de venta que se logran garantizando la calidad o el resolver una necesidad que los clientes puedan tener.
  • Genera deseo: con la fórmula mágica del Marketing logramos más que despertar el interés por tenerlo, esto está bien, pero debemos despertar algo más poderoso para que los clientes compren. Con AIDA logramos crear o despertar el deseo del cliente hacia lo que nosotros estamos ofreciendo que puede ser un producto/ servicio.
  • Acción: además de todo lo anterior sabemos que este tipo de fórmula despierta la necesidad de actuar en los clientes, quiere decir esto que los clientes compran motivados por la promesa y por la atracción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *