Cómo hacer un brownie en una taza paso a paso

Cómo hacer un brownie en una taza paso a paso

El brownie es uno de los postres más deliciosos que puedes preparar en casa, con la ventaja de que es fácil de elaborar, requieres de poco tiempo, y no necesitas de muchos ingredientes.

¿Cómo preparar un brownie en una taza?

Para elaborar el brownie en una taza, necesitas de ingredientes fáciles de encontrar en cualquier tienda o supermercado.

Primero debes contar con cuatro cucharadas soperas de harina, tres cucharadas soperas de azúcar, dos cucharadas soperas de cacao en polvo sin azúcar y tres cucharadas soperas de agua y de aceite de girasol. También vas a necesitar de una pizca de sal y varias gotas de extracto de vainilla, aunque este último ingrediente es opcional.

Método de elaboración

En una taza apta para colocar en el microondas y con la capacidad suficiente para hacer el brownie, añade primero la harina, el cacao en polvo y el azúcar.  No debes preocuparte porque crezca, dado que el brownie no lleva levadura.

Mezcla bien los ingredientes, y luego añade el aceite con el agua junto con la pizca de sal, para potenciar el sabor y el extracto de vainilla si decidiste usarlo.

Vuelve a mezclar para combinar todos los ingredientes hasta conseguir una crema densa y homogénea. En el caso de que la masa esté muy floja, puedes añadir más harina hasta conseguir un buen resultado.

La mezcla del brownie debe quedar igual que la mezcla de los bizcochos, por lo que debes ajustar los ingredientes hasta conseguir la crema perfecta.

Para no equivocarte con la cantidad de los ingredientes, puedes tener en cuenta lo siguiente:

La cucharada de la harina tiene que ser como una montaña, mientras que el cacao debe ser menos voluminoso. En el caso del azúcar, lo mejor es una cucharada rasa, al igual que con el agua y el aceite.

Aunque resulta un poco complicado hacer el brownie sin conocer los gramos de los ingredientes, de esta manera puedes prepararlo en poco tiempo y obtener un buen resultado, sin importar que sea tu primero intento.

Después de combinar todos los ingredientes dentro de la taza, debes introducirla dentro del microondas con una potencia de 800 vatios y durante un minuto.

Al momento de retirar la taza del microondas puede que la superficie del centro del postre se mantenga cremosa, sin embargo, este tiempo es suficiente para cocinarlo por dentro.

Presentación del postre

Para servir y presentar el brownie, debes dejar que repose un rato hasta que esté tibio, aunque también tienes la opción de servirlo frío. Lo puedes servir en la misma taza si quieres, añadiendo un poco de nata, sirope de chocolate, nueces o helado, o bien, comerlo solo.

¿Cómo hacer un brownie saludable?

También tienes la posibilidad de preparar un brownie saludable en una taza, aprovechando su delicioso sabor y diversos nutrientes esenciales para tu cuerpo.

Se trata de una buena alternativa a comprar el postre industrializado, el cual contiene altos niveles de azúcar, y para esta preparación vas a necesitar de ¼ de clara de huevo, ¼ de leche de coco, ½ taza de avena molida, una cucharada de cacao, una cucharada de vainilla o de un endulzante y medio plátano.

La preparación es bastante sencilla, una vez tengas todos los ingredientes debes colocarlos en una licuadora y licuar hasta conseguir una mezcla homogénea, como se indicó con la primera receta.

El líquido lo viertes en la taza y lo metes al microondas durante un minuto, aunque si tienes otra potencia en el electrodoméstico, puedes necesitar de más tiempo.

¿Por qué comer un brownie?

Los brownies son un sabroso pastel de chocolate bastante popular a nivel mundial que funciona para muchas ocasiones, desde servirlo en un evento especial o como un aperitivo a degustar después de comer.

Lleva los mismos ingredientes que otros pasteles de chocolate. Sin embargo, tiene un sabor muy especial porque no lleva levadura. Gracias a esto, consigue encantar más el paladar de quienes lo prueba.

Aparte de esto, el resto de ingredientes que puede llevar el brownie, dependiendo de la receta que prepares, pueden aportar diversos nutrientes que beneficien a tu salud.

Los huevos aportan proteínas y una serie de vitaminas y minerales, y si además utilizas frutos secos, contarás con efectos beneficiosos para el organismo. Esto convierte al brownie en un postre nutritivo, deliciosos y saciante.

En todo caso, es recomendado comerlo de forma moderada, tanto en las porciones como en la frecuencia, de esta manera lo disfrutarás al máximo sin sentirte culpable.

Además, cuando reduces la cantidad de azúcar y mantequilla, se puede disminuir la cantidad de masa de la preparación, lo cual es útil si no tienes una taza muy grande, y cuentas con la ventaja de que el sabor apenas cambiará.

Una buena forma de potenciar su sabor es con las fresas. El sorbete de fresa o las rodajas de fresa dan un toque refrescante y muy contrastado en este postre.

El brownie es un postre recomendado si estás de mal humor. El cacao contiene teobromina, que tiene un efecto estimulante, y feniletilamina, que mejora el estado de ánimo.

Con estas recetas puedes preparar un brownie en una taza de forma fácil y rápida, con la seguridad de que el resultado final será increíble, sin necesidad de ser un experto en la cocina, o gastar mucho dinero en ingredientes.